Aprender a vender coaching es fundamental para salir adelante como coach. Vender no es engañar a la gente, sino explicar a la gente por qué eres útil.

De verdad crees que vas a prosperar siendo coach sin aprender a vender coaching, me temo que no. Afrontémoslo, la mayoría de la gente se aterroriza ante la idea de vender. Al fin y al cabo, ¿qué es un vendedor? ¿Una persona pesada que intenta engatusarte para venderte algo que no necesitas? ¿Un timador? No. Sin embargo, la mayoría de la gente tiene esta idea sobre los vendedores, y si a esto le sumamos que a la gente no le gusta que le digan no, haze que no sea muy agradable la idea de vender. Entonces, ¿cuales son las desventajas de no aprender a vender coaching?

1- Falta de autoconfianza

El temor al no refleja falta de confianza en ti mismo, una muestra de inseguridad. ¿Por qué digo esto? Pues porque en nuestra vida cada vez que nos han dicho no, el rechazo fue muy doloroso. ¿Recuerdas a esa persona que te gustaba y que te rechazó? Pues bien eso nos ha pasado a todos. De modo que es normal que no queramos sentir esa sensación que en la venta puede ocurrir de vez en cuando.

2- Depender de un trabajo

Eso supone tener un horario que te quita libertad para hacer otras cosas, por ejemplo te impide levantarte un lunes a la hora que deseas. Además hace que tu vida sea rutinaria.

3- Sueldos bajos y que tienden a disminuir.

Es la simple regla de la oferta y la demanda, a mayor numero de personas dispuestas a trabajar por lo que sea y de lo que sea, más bajarán los salarios. Tu sueldo suele ser un sueldo zombi, es decir siempre tiendes a ganar lo mismo año tras año y eso si tienes suerte.

4- Inestabilidad

Hace tiempo que la seguridad laboral es algo del pasado, todavía hay gente que cree en el trabajo para toda la vida, eso lo mas probable es que no vuelva a ocurrir. A día de hoy hasta la empresa mas grande puede quebrar y echar a todos sus trabajadores a la calle.

5- El jefe

Son muy pocas las veces que nos toca un jefe inspirador y motivador que nos valore tal y cómo creemos merecer. Lo mas probable es que tengas que darles las gracias y algo más por el hecho de que te contrate a ti y no a otro que este dispuesto a perder su dignidad por dinero. Lo mas probable es que acabes, explotado, estresado, extorsionado, ninguneado o mal pagado.

Suena dramático, y quizá tengas la suerte de que de momento eso no te ocurra pero apuesto a que a mas de uno de tus familiares o amigos conocen a un jefe así, el típico jefe que cuando lo haces un poco mal se arma la de Dios y cuando lo haces muy bien es como si no tuviera ningún mérito o valor porque, al fin y al cabo, para eso te pagan.

6- No conocer a tus clientes.

Algunos coaches por no querer vender contratan o se montan una empresa con alguien que se le da bien las ventas, a simple vista esto puede parecer la solución, pero es un riesgo que muchas veces no merece la pena correr.

Si tu no conoces a tus propios clientes, te va ser muy difícil generar productos que satisfagan sus necesidades, te va a ser muy complicado saber que problemas tienen y como innovar.

Salir a vender es como salir a hacer un estudio de mercado. Tienes que conocer mejor a los clientes que ellos a si mismo y eso solo se puede hacer vendiendo tu misma el producto que vendes.

Pero, ¿qué ventajas tiene aprender a vender coaching?

1- Independencia y libertad

Un vendedor no tiene la obligación de cumplir horarios. Lo mismo un lunes soleado no te apetece trabajar, pero un domingo lluvioso en cambio si. Lo bueno de ser vendedor es que tú mandas sobre tu vida, no un jefe. Ir por la vida tranquilo sabiendo que cuando necesitas dinero, solo tienes que vender es un alivio. Te sientes empoderado, independiente, libre… ¿Qué más se puede pedir?

2- Una salida laboral permanente

Saber vender te garantiza una salida laboral permanente aunque haya crisis. Es decir, que en caso de tener un empleo pagar las facturas no será un problema, pues tendrás la capacidad de conseguir dinero rápidamente.

3- Tendras mas confianza en ti mismo

Cuando aprendas a vender superarás tu miedo al rechazo, de modo que dejara de afectarte.

4- Conocerás gente de cualquier nivel social

Por si fuera poco podrás relacionarte con personas de cualquier nivel social y aumentar así tu lista de contactos.

5- Un vendedor gana mas dinero

Todo aquel que ha sido o es empleado sabe lo difícil que es ahorrar. Puede que este esperando un aumento, o que este recortando gastos para tener mas ahorros. En cambio un vendedor no tiene limites, ya que el decide cuando y cuanto trabaja y por cuanto dinero lo hace. Lo que un empleado gana en un mes, un buen vendedor lo puede ganar en un día.

Si te ha gustado este artículo, también puedes aprender como vender sesiones de coaching.

Artículos relacionados